Oración por la Reforma de los Estados Unidos


Por Cindy Jacobs
"Red de Oración por la Reforma de los Estados Unidos"

“Porque así dice el Señor de los ejércitos: ‘Una vez más (dentro de poco) sacudiré los cielos y la tierra, el mar y la tierra seca; y sacudiré a todas las naciones, y vendrán al Deseado de Todas la Naciones, y llenaré este templo (casa) de gloria, dice el Señor de los ejércitos. La plata es mía y el oro es mío, dice el Señor de los ejércitos.”’ (Hageo 2:6-8)
Éste es un llamado a que oremos por las bolsas (“stock markets”), bancos e instituciones financieras del mundo,
A comienzos del 2008 diferentes intercesores empezaron a entender que, a menos que hubiese una intervención divina, se produciría una gran sacudida en Wall Street (Bolsa de Nueva York, la principal del mundo). Esto se extendería hasta el punto de llegar a haber escasez de alimentos. De hecho, entendimos que, ¡el 2009 sería peor que el 2008! Todo esto, sin mencionar el tremendo efecto que se produciría en las bolsas de todo el mundo.
Igualmente, durante las mismas fechas, se recibió un sueño sobre 50 cajas de iniquidad, representando a los sistemas económicos de los 50 Estados de los Estados Unidos. Cuando se quitaba la tapa, el olor que despedían era horrible. En dicho sueño entendimos que Dios nos daba la orden de “volver a tapar las cajas”, hasta que se pudiera poner en su lugar una estructura económica bíblica. El significado de este sueño se puede aplicar al resto de economías alrededor del mundo.
He aquí algunas sugerencias de cómo orar:
1. Arrepiéntete por cualquier pecado de avaricia personal. Pide a Dios que te muestre si tienes alguna conexión con Mamón (el amor al dinero).
2. Arrepiéntete por los pecados económicos de tu país. Pide perdón a Dios por la avaricia, la ambición, el culto a Mamón, etc. Haz confesión por todo esto, y por cualquier cosa que esté contaminando el sistema económico de tu nación.
3. Arrepiéntete por haber incurrido en un excesivo uso de préstamos y créditos. Pídele al Señor que te conceda estrategias a ti personalmente, y a tu país, para salir de las deudas y para sanar vuestra economía.
4. Arrepintámonos por nuestra falta de compasión por los pobres de la tierra. Pide que Dios perdone a tu nación por cualquier manera en que no haya atendido a las necesidades de sus propios trabajadores o de los extranjeros en su medio.
5. Clama a Dios por misericordia para tu país. Ora según 2 Crónicas 7:14, y dile al Señor que te propones convertirte de tus caminos de iniquidad.
6. Pide sabiduría para las autoridades de tu nación, en cuanto a cómo tratar con la presente crisis financiera.
7. Pídele al Señor que estabilice la economía de tu nación. (Ésta es la manera de volver a tapar la caja, según el sueño que los intercesores vieron).
8. Comienza a interceder que Dios establezca un mercado justo. Que exponga a la luz toda corrupción económica, y que se lleve a la justicia a aquellos que han pecado contra Dios y contra su país. Pide a Dios que sane la economía.
9. Pide que Dios establezca una economía basada en principios bíblicos.
10. Intercede para que se produzca un gran avivamiento en el mundo empresarial, como resultado de esta sacudida. Y, que Dios conceda sabiduría en medio de esta sacudida para traspasar la riqueza de las naciones a las manos de los justos.
(Nota: Esta intercesión mundial se hizo el 29 de Octubre del 2008, pero no podemos parar, debemos seguir orando...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario