Enséñanos a Orar

El Aposento Alto del 4 de mayo del 2010
Léase Lucas 11.1-13
Una vez, Jesús estaba orando en un lugar; cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar.. Lucas 11:1-
ERA un día de mucho trabajo, así que serví los alimentos a los niños mientras continuaba en mis faenas. Uno de los niños, el más pequeño, con la tierna edad de tres años, hizo la oración de acción de gracias.
Al terminar, se volvió a mí y me dijo: «¡Mami, ayúdame a orar, porque yo no lo puedo hacer bien!». Sus palabras llegaron hasta mi corazón y me conmovieron. Al mismo tiempo, me recordaron la escena en que los discípulos dijeron a Jesús que les enseñara a orar.
Entendí mejor la gran importancia de la oración en mi vida diaria. El Señor les enseñó a sus discípulos a orar para llegar al corazón del Padre, quien nos ve como sus hijas e hijos.
Sa. Sonia Patricia Porras (San Carlos, Costa Rica)
Oración:
Señor, ayúdame a recordar lo importante que es orar como tu hija. Nos unimos a Jesús, orando como él nos enseñó: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu Reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. No nos dejes caer en tentación, más líbranos del mal, porque tuyo es el Reino, el poder y la gloria, por todos los siglos. Amén.

PENSAMIENTO PARA EL DÍA
La oración es la mejor forma de comunicarnos con nuestro Dios.
OREMOS:
Por los que están empezando a caminar con el Señor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario