¡Sigue Intentandolo!

Si no ha sido considerado para una promoción o un trabajo, no se desaliente. Considere lo siguiente:
A Michael Jordan lo sacaron del equipo de basquetbol de la secundaria.
Luego de su primera prueba en la pantalla, Fred Astaire recibió la siguiente evaluación de un ejecutivo de MGM: No puede actuar. Un poco calvo. Puede bailar un poco.
Un experto de fútbol americano dijo del exitoso entrenador, Vince Lombardi: Posee un mínimo conocimiento de fútbol. Falta motivación.
En las pruebas de audiencia ante de salir a pantalla, Seinfeld recibió evaluaciones bajas a causa de su trama y personales principales.
A Walt Disney lo despidieron de un diario por falta de ideas. Más tarde cayó varias veces en bancarrota antes de construir Disneylandia.
Al joven Burt Reynolds le dijeron que no sabía actuar. A su amigo, Clint Eastwood, le dijeron que nunca aparecería en películas porque la nuez en su cuello era demasiado grande.
Ciertamente usted puede aprender del rechazo y la desilusión. Puede descubrir debilidades que necesita reforzar para alcanzar su máximo potencial. O la persona que lo evalúa puede estar rotundamente equivocada. Deje que el rechazo abastezca su determinación. Y guarde todas esas cartas y reportes negativos. Algún día, podría querer encuadrarlos.
No hay error en dejar de intentar.
Juan 14:1 No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios cree también en mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario