Una mujer con propósito


Por Carolina De la Paz

Propósito: Intención o voluntad de hacer algo/Objetivo, fin o aspiración que se desea lograr.

Toda mujer puede tener propósitos, aún en el ámbito secular y que sean éstos los que rijan mi vida: una carrera, prosperar económicamente, el deporte, una familia, los viajes, estudios superiores, apariencia física, salud corporal… y la lista es larga… Vamos , muchas veces, cumpliendo estos propósitos sin tener la satisfacción que pensábamos… y buscamos un nuevo propósito u objetivo para llenar el vacío…

Una mujer que se aferra al propósito de Dios en su vida, no mirando “sus propios deseos” sino el deseo de Dios para ella, es la que encuentra la verdadera satisfacción y el verdadero fin por el cual ha sido creada.


• Reconoce a Dios como dador de la vida y que sin Él está perdida.
• Se ha encontrado a sí misma en Dios y sabe quién es: errores, debilidades y fortalezas.
• Entiende que su vida tiene un sentido especial para Dios, y por ende se prepara física, mental, emocional y espiritualmente para ese objetivo.
• Conoce la posición que Dios le ha dado.
• Persevera en cumplir lo que Dios ha marcado en su vida.

“Jehová cumplirá su propósito en mí; tu misericordia,
oh Jehová es para siempre; no desampares la obra de tus manos” Salmos 138:8

¿Cuál es el propósito de Dios para mi vida?


Propósito General: ¡¡Darle gloria a Él a través de mi vida!!!

• Efesios 1:12: Alabar Su Nombre
• Isaías 43:7 : Para Su Gloria.
• Efesios 2:10 : Para hacer buenas Obras.
• Génesis 2:20-24: Como ayuda idónea. Nuestro primer propósito tiene que ver con nuestro hogar: esposos, hijos, casa. A partir de allí, nos extendemos a otros.

Para cumplir el propósito de Dios en mi vida debo cuidar mi comunión con Dios:
  •  Aférrate a la Palabra. Heb.4:12
  • Afírmate en Oración. 1 Tes. 5:17
  • Aléjate del pecado. 1 Tes. 5:22
  • Anímate en la comunión. Heb.10:23-25

Busquemos ser mujeres con propósito para nuestro Dios, buscando Glorificarle y adorarle a través de nuestras vidas, estando listas para escuchar su voz en comunión y expectantes a los propósitos específicos que Dios tiene para nosotras.

 Equipo de colaboradores del Portal de la Iglesia Latina

No hay comentarios:

Publicar un comentario